close
Sistemas integrados

Detectores de humo: ¿cómo funcionan y qué características tienen?

Aunque poco mencionados, los detectores de humo son una herramienta de seguridad bastante importante. Hoy te enseñamos un poco más acerca de ellos.

Funcionamiento de los detectores de humo

Los detectores de humo son dispositivos de seguridad que se encarga de detectar la presencia de humo en un lugar determinado, y emite una señal de alerta en forma de alarma, para indicar que existe el riesgo de un incendio.

Estos útiles artefactos se pueden instalar en paredes o techos, y es muy común ver su uso en espacios cerrados, como oficinas, aunque eventualmente también se les puede ver en edificios de apartamentos de reciente construcción.

Sus principales características

Los detectores de humo tienen como principal característica su capacidad de emitir señales de alerta. Suelen estar fabricados en material plástico, y se encuentran equipados con sensores diseñados especialmente para ubicar humo en sus cercanías.

Existen varios tipos de detectores de humo, y los más usados son:

1. Detectores iónicos

Los detectores iónicos, a diferencia de los ópticos, son capaces de detectar micropartículas que no pueden detectarse de manera sencilla en la luz. Para lograr esto, el detector emite radiación alfa gracias a la presencia de americio-241 en su estructura.

De este modo, al existir presencia de humo, se detiene el proceso de ionización en el detector, tras lo cual se emite una alerta.

2. Detectores ópticos

Los detectores ópticos pueden ubicar la presencia de humo mediante la dispersión del aire o por oscurecimiento del entorno, basándose en un análisis de luminosidad.

Este tipo de detectores se subdivide a su vez en detectores de rayo infrarrojo, detectores de láser y detectores de tipo puntual.

Se caracterizan por incluir sensores de detección de humo, y pueden ser analógicos o digitales. En el caso de los analógicos, su calibración ocurre por medio de resistencias electrónicas, mientras que los digitales incluyen un software de detección.

Importancia de los detectores de humo

Los detectores de humo tienen como principal tarea la prevención de incendios, especialmente en edificaciones. Si estos no estuviesen instalados, los casos de fuego en lugares como oficinas o viviendas serían mucho mayores.

De este modo, los detectores de humo cumplen un rol eminentemente preventivo, por lo que, al emitirse una señal de alarma, es importante que las personas presentes en el lugar presten atención para analizar el riesgo que puede existir y llamar a los bomberos, de ser el caso.

Los detectores de humo deben someterse a mantenimiento con cierta frecuencia, para limpiar la presencia de posibles impurezas en su estructura, lo que puede afectar el funcionamiento de los sensores de detección.

Interacción con otros sistemas de seguridad

Los detectores de humo pueden operar perfectamente con sistemas de alarma, y, de hecho, lo hacen en la mayoría de los casos. De esta manera, el detector emite una señal que será reconocida por la alarma, y a su vez esta se activará.

Estos dispositivos se caracterizan por su sencilla instalación y bajo costo, sin embargo, es muy importante que la colocación de los mismos se lleve a cabo por parte de un técnico especializado en este ámbito.

De igual manera, los detectores de humo requieren de un proceso de calibración, el cual solo puede ser efectuado por un experto que cuente con el aval de una empresa certificada.

Nuevas tendencias en detectores de humo

En algunos países, como Estados Unidos, ya se comercializan detectores de humo portátiles, los cuales son utilizados principalmente en hogares, por personas que no tienen la disponibilidad presupuestaria o el tiempo de mandar a instalar detectores de humo fijos en sus casas..

Dejar un comentario